ESPÉRAME

1201899611_f
ESPÉRAME
Espérame en el remanso,
allí donde no existen
nada más que dos almas,
la cueva cubierta de estrellas
que abraza nuestro infinito
y cobija millones de deseos
que se quedan
tras nuestras espaldas…
Espérame mi amor
si llego tarde.
Anduve entretenida
contando las baldosas
que alargan el camino
que nos separa…
¿Recuerdas el ocaso de esa tarde
cuando al cerrar los ojos
entrelazábamos nuestros dedos
haciendo nudos indesatables
en los rayos de ese sol
que se perdía a simple vista?
Llueven lágrimas
en cada adormecer del día,
en cada despedida
que me ofreces.
Espérame
en aquel lugar de la luna
donde mi reflejo se modela,
entre la brisa y la marea
que mece todos tus sueños.
Espérame bajo el árbol
y encuéntrame en cada hoja
que el otoño va regando,
y en cada paso que da
tu recuerdo volátil y ligero
que acude a la llamada
de mi pulso.
Ve y espérame,
llegaré cuanto antes
me permita la muralla,
esa barrera que me impide
llegar a ti…
Soy el límite de un hilo rojo,
aquél que no está pendiente,
aquél que no puede atar,
tan sólo puede unir almas.
Sigue recogiendo la madeja
de esa lejanía.
No cortaremos lo que nos pertenece.
Espérame en su extremo
para acercarme a ti.
Yolanda de las Heras Sánchez
Todos los derechos reservados
Del poemario “Donde descansan las mariposas”

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: